La historia de las grúas de construcción

977 39 56 66
La historia de las grúas de construcción

Las grúas de construcción en Vila-seca (Tarragona) tienen una historia que se remonta tanto como la misma historia. Aunque no se ha demostrado, se cree que los caldeos y sumerios ya usaban unas grúas muy rudimentarias que se trasladaron al antiguo Egipto, de donde lo tomarían los griegos. La verdad es que hasta el siglo VI a. C. en territorio griego no hay pruebas de que ninguna civilización anterior las usara, si exceptuamos sus grandes obras de ingeniería, difícilmente construibles sin la ayuda de estos elementos.

Para llegar a las grúas actuales de Excavaciones y Transportes Joaquín y Domingo las antiguas grúas griegas pasaron al Imperio Romano, donde se perfeccionarían. Y es que la mayoría de los grandes conocimientos arquitectónicos de hoy tienen su origen en esta época. Tras la caída del Imperio Romano de Occidente en el siglo III d.C. comenzó la Edad Media y los saberes se perdieron en el fragor de los tiempos. Tuvieron que pasar casi 1.000 años, en el siglo XII, para que se volvieran a usar las grúas, en esta ocasión en la ciudad belga de Brujas, de donde pasó al resto de Europa a la vez que comenzaban a construirse las grandes catedrales que aún hoy se mantienen en pie.

Las grúas de construcción en Vila-seca (Tarragona) forman parte de una tradición histórica que hunde sus raíces en Mesopotamia pero que se perfecciona y desarrolla en nuestro continente. Primero gracias a griegos y romanos y luego a través de sociedades de arquitectos como la de los masones. 

haz clic para copiar mailmail copiado